23.4.11

Amasando la poesía.

Con pocos ingredientes
bien combinados
con fuerza y alegría
va estirando la masa
verde.
Energía contagiosa
que anclará
en nuestros pecaminosos estómagos.
Satisfechos
nos constituiremos
mejores personas.
Desechando
lo inevitable.
Salvando lo imprescindible.

1 comment:

din said...

¡Qué bonita!